Tecnología

Tecnología

Tueste suave: lento y sin excesivo calor

Nuestro moderno tostador por lotes permite tostar los granos de café con suma precisión. Generalmente, el café está sujeto a variaciones naturales que se deben a factores como la región de origen, el procesamiento después de la recolección, el tamaño y el contenido de humedad de los granos. Por este motivo, definimos un perfil de tueste individual para cada café, con el fin de obtener la combinación perfecta de cuerpo, aroma y acidez, y poder conseguir así un sabor óptimo.

Para dar cabida a la gran diversidad de granos, distribuimos los granos en pequeños lotes, pues los lotes pequeños se controlan mejor que los grandes. Por norma general, tostamos nuestros cafés lentamente y sin calor excesivo. El proceso de tueste, incluyendo el precalentamiento, dura hasta 16 minutos, a una temperatura máxima de 230 grados Celsius.

El largo tiempo de tueste permite eliminar los ácidos agresivos. Esto hace que el cuerpo tolere y digiera mejor el café. También nos aseguramos así de que la gran diversidad de aromas no se vea mermada por una prolongación excesiva del tiempo de tueste; de lo contrario, el café adquiriría un sabor amargo y a quemado. Para dar con el punto exacto, se necesita sobre todo una cosa: experiencia. No en vano se tarda un mínimo de siete años en completar la formación como maestro tostador. Juega muy a nuestro favor, por tanto, el hecho de que no seamos principiantes en el arte de tostar granos de café: nuestra compañía fue fundada en 1933 y se considera la empresa de tueste ecológico más antigua de Alemania. Además, los maestros tostadores responsables de su funcionamiento llevan trabajando con nosotros más de 20 años.